Golpe de calor

El conocido como golpe de calor manifiesta sus primeros síntomas en nuestra mascota con la llegada de las altas temperaturas y se suma, a los peligros que surgen, y que no eran tan comunes durante el invierno, además, de los problemas causados por  pulgas, garrapatas y mosquitos  o la procesionaria del pino, el aumento de las temperaturas ya es en si mismo directamente un gran peligro para nuestros perros.

Los perro son, en comparación con las personas, infinitamente, más sensibles al calor y más en determinadas circunstancias ya que no están por naturaleza preparados para para combatir las altas temperaturas.

Cuando la exposición de un perro a unas altas temperaturas pasa de lo normal, que es lo que ocurre cuando se queda dentro de un coche aparcado en verano o vieja en una bodega de un barco, el peligro que corren se convierte en el motivo de muerte de muchos animales por descuidos de sus dueños.

Lo que para una persona es algo sofocante, pero llevadero, para un animal acaba siendo mortal, en cuestión de 10 o 15 minutos.
Ten en cuenta que nosotros dentro del coche podemos optar por salir, si nos vemos agobiados, abrir la ventanilla etc… pero tu perro no puede hacerlo.

Además no dejes en el olvido que los perros tienen un sistema para reducir la temperatura no tan eficiente como el de las personas por lo que se encuentran, con respecto a nosotros, en desventaja y se ven más fácilmente perjudicados por las altas temperaturas tan características del verano.

¿Que es el golpe de calor o hipertermia?

La hipertermia, o golpe de calor, es la subida de temperatura corporal provocada en exceso.

Puede resultar perjudicial con efectos temporales o incluso con efectos irreversibles pudiendo, fácilmente, causar la muerte de nuestra mascota en cuestión de pocos minutos.

Las consecuencias pueden variar dependiendo de la temperatura, el tiempo de exposición y de la tolerancia del animal en cuestión. No olvides que, a pesar de esto, cualquier perro de cualquier tamaño, pelo etc puede sufrir hipertermia.

Un descuido supone un grave golpe de calor que puede provocar la muerte a tu perro

Un descuido supone un grave golpe de calor que puede provocar la muerte a tu perro

La temperatura corporal

Nuestros perros tienen un sistema termoregulador de temperatura que, en el exterior, les permite hacer vida normal. Este sistema se vuelve ineficiente cuando se dan una serie de circunstancias tan simples como dejarlo solo diez minutos dentro de un coche. Esta situación puede volverse, en solo diez minutos, en una situación extrema para su capacidad termoreguladora que pierde el control con fatales consecuencias.

La temperatura de nuestras mascotas a medida que va excediendo de sus 39º, que es la temperatura normal de un perro, va provocando una serie de fallos internos. Recuerda que estos fallos se dan en penas 15 o 10 minutos.

No vale dejar el perro dentro del coche con la excusa de “vuelvo” pronto, porque cuando vuelvas puede ser demasiado tarde.

Como controlar la temperatura corporal de nuestra mascota:

Los perros no sudan, no transpiran y eliminan el calor básicamente con tres mecanismos, que en ocasiones resultan ineficientes.

Decir que los perros no sudan no es del todo cierto. Lo que sí es verdad es que solo sudan por las almoadillas de los pies y por zonas aisladas, donde hay menos pelo como es el caso del vientre.

Como comprenderás por esta vías refrigeran muy poco. Finalmente, el jadeo es su principal medio para combatir los golpes de calor. Así que cuando veas a tu perro jadear insistentemente ten en cuenta que debes de tomar alguna medida para que se sienta más cómodo y alejarlo del peligro de la hipertermia o golpe de calor.

Que hacer para prevenir la hipertermia, o golpe de calor.

Promover un entorno adecuado o hacer favorecer las circunstancias idóneas para evitar la hipertermia debe de ser una de tus prioridades en primavera y verano. Así que debes de tener en cuenta muchos factores para no llevarte una desagradable sorpresa.

Tener en cuenta temperaturas altas, como se dan en primavera y verano o que la temperatura sea moderada después de días calurosos también en peligroso para nuestros perros. la humedad resulta, al igual que para nosotros, muy sofocante para los animales y dificulta bastante su refrigeración.

Ten en cuenta que también influye el espacio donde se desenvuelve normalmente el animal y que este sea reducido no le favorece. Sobre todo si ese espacio es un trasportín, una jaula, dentro del coche etc… El gua debes de proporcionársela siempre muy limpia y fresca, así que renuevala al menos dos veces al día y no olvides proporcionarle espacios bien ventilados y con sombra. Se han dado casos de perros ahorcados por que estaban amarrados y por desesperación querían llegar a la sombra o al agua.

En el animal influyen diversos factores. No todos los perros están ante la misma situación y se ven influido por la edad. Si están afectados de alguna insuficiencia respiratoria, cardíaca etc. También se están en desventaja si es un perro chato tipo bulldog. Factores aparentemente irrelevantes como el color les afecta, los negros absorben más calor con su exposición al sol. Evita siempre alimentarlos en las horas de máximo calor y el ejercicio innecesario evitando el estrés o nerviosismo. Es muy recomendable alimentarlo por las mañanas o por las tardes evitando las horas de calor.

golpe de calor

El golpe de calor síntomas

La hipertermia o golpe de calor ocurre en momentos calurosos. Las altas temperaturas dan lugar a que el animal acabe más fácilmente con las reservas de azúcar y sales. Así que cuanto más intenso sea el calor, antes llegará el peligro de hipertermia (golpe de calor). El estrés, falta de agua o ejercicios físicos fuertes en horas de calor también influyen.

Los síntomas: comienzan cuando la temperatura interna del animal supera los 42 º. Si notas que a tu perro le faltan fuerzas, tiene temblores, una coloración en la piel azulada causada por la falta de oxígeno en sangre, o también, por este motivo tiene mucosas de color morado quiere decir que estás ante una situación que cuanto menos un tanto preocupante.

Además el perro se niega a continuar su paseo y sobrelleva una respiración exagerada, costosa y acelerada y el corazón late a un ritmo muy superior al normal.  Y también que el animal se tambalea y la salivación es anormal. Eso quiere decir que estás ante los síntomas más evidentes de que tu perro está sufriendo o por sufrir un episodio de hipertermia o golpe de calor.

CONSECUENCIAS

Tras los síntomas las consecuencias son: pérdida corporal de azúcar y sales. Aparecen  unas manchas de sangre en la piel, hemorragia gastrointestinal, insuficiencia hepática o fallo multiorgánico son algunas de las consecuencias.

Primeros auxilios ante un golpe de calor

La temperatura no se puede intentar bajar del golpe porque llegaríamos a provocar una hipotermia con exactamente los mismos resultados.

El cambio de temperatura debe de llevarse a cabo de forma lenta y el animal debe ser rehidratado para que recupere azúcar y sales que previamente ha perdido.

Ante un caso así el animal debe ser trasladado lo más rápidamente posible a una clínica. Se debe de humedecer, sin ser tapado, con paños mojados con agua fría. Importante no mantenerlo cubierto constantemente.

La refrigeración también se favorece poniendo cubitos de hielo en su nariz y axilas. Es importante que beba agua y si no le apetece hay que hacer lo posible para humedecerle la boca. Mantenerlo en un sitio fresco en caso de no poder trasladarlo a una clínica donde pueda asistirlo un profesional.

Aplicarle agua a una temperatura de unos 20º ayudará también a recuperar su temperatura normal. Ya sea sumergiéndolo, bañándolo, o echándole cubos de agua, recuerda, agua a unos 20º.

Regresar al animal a su temperatura ideal de forma paulatina

Regresar al animal a su temperatura ideal de forma paulatina

Cuando la respiración vuelva a la normalidad lo ideal es mantenerlo sobre una toalla humedecida.

Aunque todo parezca que ha llegado a la normalidad después de un golpe de calor. Aunque lo hayas combatido a tiempo siempre debes de llevar al perro al veterinario. Es muy importante, ya que el veterinario debe de vigilar cómo evoluciona y si necesita medicación para terminar de recuperarse.

El golpe de calor supone un shock muy fuerte y hay que hacer todo lo posible para eliminar los posibles daños cerebrales que no se eliminan aunque la respiración vuelva pronto a la normalidad y después de un episodio tan fuerte debe de ser tratado por un veterinario.

Como evitar el golpe de calor

Para evitar el golpe de calor (hipertermia) en nuestras mascotas es importante generarle un ambiente adecuado para favorecer a nuestro perro.

El perro tiene que contar siempre con agua fresca. El sitio donde se desenvuelva el animal le favorece si es amplio, tiene sombra y está bien ventilado.

Alimentarlo y sacarlo de paseo en horas de poco calor, es decir, preferiblemente por la mañana. Evitar estrés y ejercicios fuertes además de tenerlo vigilado constantemente.

Peligro dentro del coche

Una de las situaciones más comunes que provocan el golpe de calor en perros es el echo descuidado de dejarlo dentro de un coche donde en solo cuestión de minutos el animal pierde la vida por hipertermia. Al llegar el verano esto sucede bastante y “prevenir es la mejor forma de curar”.

Dejar las ventanillas abiertas no es suficiente, para ventilar el habitáculo por dentro. Para que te hagas una idea de lo importante que esto es, ten en cuenta que si en la calle hace unos 30 grados dentro del coche se alcanzan fácilmente más de 50 grados. Lo que sería para un perro soportar lo mismo que para una persona más de 100 grados.

Dejar a tu mascota dentro de un coche en verano diez minutos es condenarlo a muerte.

hipertermia o golpe de calor

Ficha del producto
Valoracioin
Antonio
Producto
Un golpe de calor es una condena a muerte en pocos minutos para tu perro. Anticipate.
5