Labrador chocolate en Javer-Keleb

Labrador chocolate de Javer-keleb en la actualidad;

Unos quince años después han llegado algunos nuevos ejemplares a casa, no por casualidad claro, he decidido reiniciar mi relación con los ejemplares de labrador color chocolate.

Después de haber intentado tener labradores color chocolate, más bien con poco éxito por distintos motivos, decidí que no me resignaba a ser criador de labradores sin labradores chocolate. Así que ya con más experiencia en el mundo del labrador incorporé algunos ejemplares que son con los que cuento hoy día y con los que creo que, ahora si, van a ser el principio de una bonita historia ☺

Después de tantos años llego a casa Jade de la Murada a primero de 2021. Aunque tener, de nuevo labradores de color marrón chocolate era algo que siempre tenía en mente no quería incorporar ningún perro a mi equipo que no cumpliera todos los requisitos mínimos viables que ya como criador profesional exijo que tenga un ejemplar destinado a la mejora de la raza.

labrador chocolate
Jade de la Murada

Fui a casa de Joaquín Martinez, criador del afijo La Murada a cubrir una perra con «Limal», un macho suyo. Joaquín me comentó que tenia una cachorra muy bonita color chocolate y me la enseñó. Pensé que esta ocasión es una de esas que hay que aprovechar, y, aunque me comento que se la iba a quedar le propuse comprársela y llegamos a un acuerdo. Por cierto la hembra que cubrí se quedó vacía pero al menos aproveche el viaje para tener esa perrita color chocolate tan guapa que era y es Jade de la Murada y que conocemos en casa por África. Además de Afríca también incluí en mi equipo de este criador otros tres perros más, un macho amarillo una hembra negra y una hembra amarilla, pero eso ya lo explicaremos en otro apartado cuando tenga tiempo.

La siguiente labradora de este episodio chocolate fue y es María bi das Terras d´Moga. María conseguí que llegara a casa después de ponerme en contacto con Armando Ferreira, un señor muy simpático, de pocas palabras y un excelente profesional. Tras una publicación de una de sus hembras chocolate me puse en contacto con Armando para preguntarle cuando tendría camada. El caso es que esa hembra era hija de un perro ingles de Afijo Afinmore.

labradora chocolate
María Bi das Terras d´Moga

Concretamente el padre de la perra que publicó en Instagram Armando era Afinmore Azufral. Afinmore Azufral es uno de los perros color chocolate línea inglesa que a mi me han llamado por algún motivo la atención. Así que tener una nieta de este perro podría suponer un punto a favor en mi equipo. Me puse en contacto con Armando y cuando ya llegó el momento  fui a conocer Portugal unos días. Me vine más contento que unas pascuas, después de pasar y conocer unos días Oporto, acompañado de  Sandra, Jairo y como no, María la Portuguesa. 😃

A día de hoy mientras escribo esto cuento con tres ejemplares labradores chocolate. África, María y Zenón.

Zenón es un macho que no ha venido de buenas a primeras ni ha sido ni mucho menos fruto de la improvisación. Después de ponerme en contacto con varios criadores en España, ya que pensar en traerlo de fuera entre la guerra de Ukrania y otros motivos era perder el tiempo y el dinero, encontré la seriedad y la confianza que yo necesita en el afijo Lab Way. Isa Lizana y Aitor son dos profesionales que trabajan de verdad para sus perros y viven para ellos y que me atendieron desde el principio de una forma profesional y personal inmejorable. Desde aquí siempre quiero dejar plasmado mi más sincero agradecimiento.

Cachorro labrador chocolate
Lab Way Avispón 4,5 meses en la foto.

 

 

Cachorros de labrador chocolate.

No hay nada más entrañable que achuchar un cachorrito de labrador y dentro de de los cachorros si me das a elegir yo les veo un puntito mas encantador y  atractivo a los cachorros de labrador color chocolate.  Si es de una tonalidad más bien oscura mejor que mejor y si es en torno a las cinco semanas si están bien criados y comen bien mejor todavía. Pocas cosas más admirables hay en el mundo😊. Para muestra un botón made in Javer-keleb.

cachorro labrador chocolate

El labrador chocolate, así es:

Los Labradores color chocolate son una variante fascinante dentro de esta noble raza. Su tonalidad distintiva les confiere una presencia única y cautivadora, todavía hay gente que al verlos preguntan de que raza son pensando que labradores sólo hay amarillos y algunos son negros, son casos con los que me encuentro al pasear mis perros por el paseo marítimo. Más allá de su color, estos Labradores poseen características que los hacen notables en el mundo canino.

El color chocolate en los labradores es el resultado de la oxidación del color negro, un matiz que le confiere ese color marrón profundo a su pelaje. Esta pigmentación distintiva a menudo los convierte en el centro de atención, atrayendo miradas curiosas y admiración por su singular belleza. Esta característica externa es solo el inicio de lo que hace especial a este tipo de Labradores.

En cuanto a su personalidad, el labrador chocolate tiende a ser igualmente cariñoso, leal e inteligente que sus homólogos de otros colores. Sin embargo, algunos dueños y expertos en la crianza de perros sugieren que pueden mostrar una leve variación en el temperamento.

Algunos describen a estos labradores como un poco más tercos o testarudos en comparación con los labradores de otros colores, para mi teniendo en cuenta el carácter de mis perros esto no es así, aunque está sea una opinión bastante popular. Esta diferencia en la personalidad puede variar de un perro a otro, ya que cada uno tiene su propia individualidad y temperamento único.

Criar labrador chocolate puede presentar ciertos desafíos adicionales en comparación con los otros colores. No está de más conocer bien la genética de color del labrador retriever. Aunque estos desafíos no son exclusivos de esta variante de color, su crianza puede ser más complicada debido a cosas como que no deben combinarse ejemplares nunca que sean portadores simultáneamente de los genes chocolate y amarillo.

La demanda de labrador chocolate no es tan alta como la de ejemplares amarillos pero la oferta en función de la demanda es aún más baja que la de ejemplares amarillos.  Este motivo hace que fácilmente algunos oferentes de cachorros de labrador chocolate aprovechen la exclusividad o poca oferta de estos ejemplares para subir el precio.

El echo de que los cachorros de labrador chocolate suelan ser mas caros es un reclamo para criadores poco éticos. Los criadores amantes del dinero pero no de los perros y que crían para sacar pasta partiendo de ejemplares poco cuidados en salud a nivel genético y sin una selección suficiente para obtener, al menos, un buen resultado los puedes encontrar y los reconocerás fácilmente.

La cantidad de ejemplares de labrador chocolate que hay a nivel global es más baja que la de ejemplares negros o amarillos por diversos motivos, el principal es que es mas difícil de conseguir cachorros de labrador chocolate.

Esto hace a su vez que en exposiciones ganen menos los ejemplares de este color por que compiten con menos ejemplares de este color, son minoría. Esto a su vez hace que criarlos al mismo nivel morfológico que los amarillos o negros sea mas difícil ya que en general se cuenta con una base genética más pequeña en la que poder hacer combinaciones.

Además, debido a su color menos común, el labrador chocolate pueden ser más difíciles de encontrar en criaderos serios. Esto puede hacer que su adquisición sea más costosa y requiera una búsqueda más extensa para encontrar un ejemplar de calidad y con buen linaje.

En resumen, El labrador chocolate es la variante de color dentro del labrador más dificil de encontrar a su vez por que es mas complicado de criar por el motivo de que se cuenta con menos ejemplares de este color dentro de esta raza.

Su singular apariencia, combinada con su carácter juguetón y afectuoso, los convierte en compañeros extraordinarios para aquellos que buscan un perro cariñoso y leal. Sin embargo, debido a su rareza y a los posibles desafíos asociados con su crianza, es crucial abordar la adquisición de estos Labradores con cuidado y responsabilidad.

 

En este video, como ves tan espontaneo sobre todo por la ropa que llevo, estamos María, mi labradora chocolate favorita y yo mismo. Me gustan los perros, cuidarlos, criarlos y compartir lo mejores momentos de mi vida con ellos en el día a día. Si quieres comprar un cachorro de labrador chocolate no dudes, consúltame lo que necesites y si te puedo ayudar a encontrar uno bien criado por mi o por un contacto de confianza, te ayudaré a encontrarlo encantado. Hasta aquí mi experiencias con el labrador chocolate 😉.

Inicios en el labrador chocolate que tuve:

El labrador chocolate ha sido mi gran favorito desde que comencé a interesarme por esta raza y antes de decidirme a criar perros. El primero que tuve lo compré a un criador aficionado que vivía en la sierra de Ronda. Recuerdo que hasta yo tuve que hacerle la tramitación del pedigree por que a este criador ese trámite le venia grande 😅.

A este perro lo llamamos Woody. Era un perro corto, con las patas muy largas, un color chocolate mas bien claro, una cabeza bonita y un carácter muy pero que muy tranquilo. Tan tranquilo era Woody que si estaba durmiendo y yo lo cambiaba de sitio el ni se enteraba. Fue un perro buenísimo con otros perros, con todo el mundo y ejemplo de bondad. Woody me duró muy poco, no llego a vivir dos años.

Una noche mientras dormía me despertó intentando ladrar sin llegar a conseguirlo al tiempo que se asfixiaba. Corriendo lo lleve a mi veterinario de urgencias y esa misma noche falleció. Tal vez fue envenenado, tal vez algún problema de corazón, realmente no se de que murió y la veterinaria de guardia hizo lo que pudo sin conseguir salvarle le vida  a Woody.

Antes de que Woody se fuera ya había llegado a casa Brawn. Otro labrador chocolate macho. Este labrador si tenia un carácter mucho mas enérgico, físicamente era mas delgado, menos costillar, menos hueso y mucho mas ágil. Era un perro morfológicamente muy correcto y con un carácter de perro de trabajo estupendo, eso sí, era un poco tímido en el trato de cerca y cuando me acercaba a tocarlo se tiraba al suelo mostrando una sumisión excesiva.

También tuve una perra labradora hembra de color chocolate, Luna. De echo he tenido tres perras que se han llamado así. Esta perra era super guapa y lo mejor de todo su carácter. Era una perra muy atenta dispuesta a trabajar, jugar y buscaba siempre complacer como buena labradora que era. Nunca pude criar con ella y la recuerdo como uno de esos pocos perros que te marcan especialmente y que te gustaría poder volver a tener.

Hasta ahí con estos ejemplares podríamos decir que está la primera parte de mi experiencia con los ejemplares de labrador color marrón chocolate. Llegaron hasta casa por que los busqué aunque mis conocimientos en este punto sobre la raza no tienen nada que ver con los de hoy día. Nadie nace enseñado como se dice mi estos lares y de ellos tengo buenos recuerdos y sobre todo tomo un aprendizaje que me vale para que a día de hoy pueda tomar las decisiones mas acertadas y favorables.