nido procesonaria pino

La procesionaria del pino ¡¡peligro!!

Con la llegada del buen tiempo y subida de temperaturas bajan de los pinos unos gusanos muy curiosos que pueden fácilmente llamar la atención a nuestros perros y a nosotros mismos, la procesionaria del pino. Peligro de muerte. No es exagerado decir que estos animales de apariencia inofensiva pueden causar por medio de una alergia la muerte de nuestro perro. Bastará con que nuestra mascota los huela al verlos desfilar para sentirse afectado. Si el perro lame los gusanos sufrirá sus aterradoras consecuencias y si se tragara uno de estos gusanos correría un serio peligro de muerte en pocos minutos, por inflamación de laringe.

Thaumetopoea pityocampa o procesionaria del pino, localización.

procesonaria perro

La procesionaria del pino, como se le conoce normalmente, tiene el nombre científico de Thaumetopoea pityocampa. Abunda en zonas de pinos en Europa del Sur y central. Principalmente localizamos estos gusanos en zonas pinares pero también habitan en abetos y cedros. Hacen su aparición con la llegada del calor después del frió de invierno. En el mediterráneo bajan de sus nidos a finales de febrero, primeros de marzo, normalmente.

La oruga cuando está en fase de larva está recubierta de una serie de pelos urticantes que pueden desprender y flotar en el aire. Esto puede provocar irritaciones en oídos, nariz, garganta etc tanto en personas como animales. Provoca una intensa alergia gracias a una toxina termolábil denominada Thaumatopina. Así que si nuestro perro huele estos bichos puede verse envuelto de un momento a otro en un grave problema de salud. Si el perro, además, lame, chupa o se traga uno de estos gusanos puede morir en cuestión de minutos por culpa de la reacción que provoca.

Síntomas y consecuencias

En caso de que nuestro perro tenga la mala suerte de toparse con estos gusanos y acabe intoxicado por olerlos, chuparlos…etc los trastornos serán inmediatos y es muy importante tomar las medidas adecuadas para evitar la muerte y reducir el impacto de las consecuencias que pueden causar en nuestras mascotas.

Si durante paseo por un bonito bosque de coníferas un bonito día de febrero, marzo, abril o mayo y con temperaturas de entre 15 y 25 grados, de pronto te das cuenta que en tu perro destacan signos de hipersalivación, es decir, que babea muy exageradamente, peligro!!! además se rasca la boca o la cara de forma compulsiva por las molestias que le ocasiona el echo de haber chupado, olido etc el dichoso gusano. La lengua por el efecto de la alergia se inflama de forma notable o exagerada y empieza a vomitar. Estos síntomas quieren decir que hemos tenido la mala suerte de que nuestro perro sea víctima de los efectos tóxicos de la procesionaria del pino.

La lengua incluso si no se reacciona a tiempo y el efecto del gusano es fuerte llegará a caerse a trozos.

Daños ireversibles provocados en la boca de un perro por la procesionaria del pino

Daños ireversibles provocados en la boca de un perro por la procesionaria del pino

¿Que hacer para reducir el impacto?

Diagnóstico y tratamiento

Tras la aparición de los primeros síntomas la clave de minimizar los devastadores impactos que puede padecer nuestro perro esta en reaccionar con rapidez. Acudir al veterinario rápidamente es de vital importancia. Es recomendable lavar la boca del animal para eliminar, en la medida posible, el efecto de la alergia, si es posible de camino al veterinario. El tratamiento debe comenzarse lo antes posible para evitar afecciones o consecuencias secundarias. Tales como la perdida de la lengua o incluso la posibilidad de muerte. El pronóstico dependerá de la rapidez con la que se actúe y el impacto que cause la enfermedad en función de las circunstancias que la fovorecieron. No es lo mismo si un perro ingiere varios gusanos que si solo los huele o si simplemente pasa por un sitio pasando de largo donde había gusanos. Si te das cuenta de que tu perro ha lamido un gusano o tiene los síntomas es importante, tan pronto como sea posible, no olvidar lavarle la boca lo mejor posible de camino al veterinario.

Prevención

La mejor forma de curar es prevenir y para ello debemos de tener cosas en cuenta como conocer el ciclo biológico de estos gusanos de los pinos y saber donde y cuando no podemos encontrar con ellos para no cruzarnos en su camino o pasar de largo si no los encontramos

La procesionaria del pino tiene lugar principalmente en regiones soleadas. No obstante tiene la capacidad para adaptarse a condiciones climáticas adversas refugiándose en sus nidos. Estos nidos actúan como radiadores solares capaces de trasmitir energía suficiente para satisfacer las necesidades térmicas de las orugas; de esta forma son capaces de soportar temperaturas de hasta -12º C  de temperatura ambiente estando dentro de los nidos.

Cómo prevenir la intoxicación

Como forma de prevención durante la temporada de procesiones por parte de las orugas, hay que evitar que los perros se desplacen alrededor de pinos donde se observen nidos de procesionarias en las ramas.
Durante el estado larvario, las orugas son muy sensibles a los insecticidas, principalmente antes de realizar la segunda muda. Las fumigaciones con triclorfon al 5% o piretrinas a finales de verano y principios de otoño son muy efectivas.
También se recomienda en zonas con plagas importantes la utilización de diflubenzuron como antiquitinizante para luchar contra la procesionaria.
Los propietarios pueden a su vez destruir los nidos o bolsones mediante inyecciones directas de petróleo o insecticidas, la poda y quemado de los mismos o la destrucción de los que no son accesibles mediante tiros con escopetas de aire comprimido.

Métodos de precaución

Como controlar la presencia de procesionaria del pino.

Para controlar las poblaciones y poder evitar el impacto tan negativo como devastador para nosotros, y más aún para nuestros perros, de esta especie se utilizan medios físicos, químicos y biológicos.

Los medios físicos:

consiste en eliminar los nidos cuando las orugas están en proceso larvario. Se eliminan así los futuras poblaciones de procesionaria del pino.

La lucha química:

Fumigar las zonas sensibles de padecer plagas de esta especia es un proceso bastante efectivo. Está prohibido hacerlo desde avionetas por el impacto medioambiental que ocasiona pero no lo está hacerlo desde el suelo. Es muy rocomendable este método en zonas muy residenciales ya que el impacto ambiental no es tan alto teniendo en cuenta lo dañinos que resultan estas orugas proceisonarias.

El principal método de lucha biológica:

Consiste en utilizar ferormonas para atraer los machos y evitar la reproducción de los gusanos.

Conclusión.

Durante febrero marzo y abril deberás tener muy en cuanta que puedes cruzarte, cuando paseas con tu perro, con estos insectos que se desplazan uno tras otro en procesión por zonas principalmente donde hay pinos. Evitar pasar donde están presentes durante esta época del año puede ser una alternativa para evitar riesgos. Si son muy abundantes puede convertirse en un problema a erradicar de forma química, biológica o física. Sus efectos en nuestras mascotas pueden causar la muerte de forma casi instantánea de ahí la importancia de no perder de vista a la Thaumetopoea pityocampa o más conocida como procesionaria del pino.

Ficha del producto
Valoracioin
Procesonaria del pino
Producto
Sandra
3